Los pubs más inusuales de Irlanda

1. Buscar una sesión de música: The Crosskeys Inn, Antrim
Este pequeño pub con techo de paja es uno de los pubs musicales más famosos de la isla, al que acuden músicos de toda Irlanda para tocar las melodías más dulces tanto dentro como fuera de sus paredes encaladas (¡dependiendo del tiempo que haga!). En los fines de semana puedes esperar alguna sesión de música tradicional improvisada.

2. Aventuras épicas: The South Pole Inn, Condado de Kerry
La leyenda local de Dingle Tom Crean participó en tres de las expediciones más duras al Antártico y ganó una medalla por su valentía. Al volver a su país natal, Crean abrió The South Pole Inn, que hoy en día tiene estanterías repletas de testimonios de su heroísmo.

3. Mantenerte vivo: McCarthy’s Fethard, Condado de Tipperary
El eslogan de McCarthy’s: «Te damos de beber, te damos de comer, y te enterramos”. Esto es un pub, restaurante y funeraria toda en uno. Abierto desde la década de 1850, ha servido de tienda de comestibles y de mercería. Los mostradores y vitrinas llenas de objetos te recuerdan su estrafalaria historia.

4. Romper récords: Sean’s Bar, Condado de Westmeath
Este pub de 1.200 años de antigüedad aparece en el Libro Guinness de los récords como el más antiguo de Irlanda y no ha cambiado en siglos, desde el serrín del suelo hasta la decoración con balas de cañón y la chimenea de turba. Justo al lado está el castillo de Athlone, fortificación normanda del siglo XII.

5. Buscar la Comunidad del Anillo: The Shire, Condado de Kerry
Sí, realmente puedes visitar la Comarca (y ver el Anillo de Poder). Entra por las puertas de arco de The Prancing Pony (El poni pisador), y comparte mesa con los hobbits: prueba la cerveza de malta de Gandalf, la cerveza rubia de Bilbo, o incluso los cócteles afrutados para hobbits. Siguiente parada Mordor…

6. Viajar en el tiempo: Morrissey’s Pub, Condado de Laois
Morrissey’s abrió sus puertas en 1775 como pub y tienda de comestibles, y la variedad de productos de ultramarinos sobre los estantes recuerdan aquella época multitarea. El decorado original del siglo XIX crea un ambiente muy acogedor. Y en los días fríos, caliéntate junto a la estufa.

7. Cazar fantasmas: Grace Neill’s, Condado de Down
Contrabandistas, piratas y todo tipo de personajes oscuros han empinado el codo en Grace Neill’s a lo largo de sus 400 años de historia, así que es normal que haya algún que otro fantasma vagando por el lugar. De hecho, el pub está tan encantado que ha recibido la visita de equipos de televisión y cazafantasmas en busca de actividad paranormal. Cuidado con dónde te sientas…

8. Jugar a ser pirata: The Bulman Bar, Condado de Cork
Este pub náutico está justo al lado del mar y ha sido, a lo largo de los años, el lugar elegido por navegantes, guardacostas, comerciantes y algún que otro marinero de agua dulce. Las paredes están debidamente decoradas con obras de arte marítimo y las vistas del puerto son magníficas. Si te entra hambre, el restaurante sirve pescado y marisco recién sacado del mar.

9. Seguir la pista del Titanic: McConville’s, Condado de Armagh
McConville’s lleva abierto desde la década de 1800 y tiene una conexión única con el Titanic, construido justo al otro lado de la colina en Belfast. Parte del mobiliario de roble ruso en el bar es una réplica del diseño usado en el gran buque. El interior tiene muchos elementos originales, desde los apartados o ‘snugs’ hasta las molduras del techo.